Historia y Futuro

Las primeras noticias del Aeropuerto de Barcelona-El Prat datan de 1916, cuando sus instalaciones estaban situadas en El Remolar, en terrenos de la granja La Volatería, de la que tales instalaciones tomaban su nombre. Entre 1941 y 1946, se acometieron una serie de reformas en el aeródromo que lo llevaron a invadir la pista y las instalaciones del Aeroclub de Cataluña, construido entre 1939 y 1941 en terrenos próximos.

 

En 1948, se construye la pista 07-25, la que actualmente es la pista principal, con un trazado cruzado a la existente entonces. Entre 1948 y 1952, se añade una tercera pista de orientación 16-34 perpendicular a la 07-25 y se construyen calles de rodaje y una Terminal de Pasajeros.

 

En 1963, el Aeropuerto de Barcelona-El Prat alcanza el primer millón de pasajeros mientras que para 1965 se realizan dos nuevas ampliaciones de la pista 07-25 y se añade una calle de rodaje paralela con calles de salida. En este período se construyen la torre de control y una nueva plataforma y también se amplía la Terminal.

 

Entre 1965 y 1970, las pistas 07-25 y 02-20 adquieren su estado actual y se termina la ampliación de la plataforma de estacionamiento. En 1968, se inaugura el nuevo edificio Terminal mientras que se realizan importantes obras de urbanización y se instalan diversas radioayudas de navegación aérea.

 

El 3 de agosto de 1970, la compañía Pan American inaugura la línea Nueva York-Lisboa-Barcelona, operada por un Boeing 747. El 4 de noviembre se inicia el servicio de puente aéreo Barcelona-Madrid. En 1977 el tráfico de pasajeros supera ya la cifra de 5 millones.

 

Entre 1970 y 1990 la actuación más importante que se lleva a cabo es la construcción de la Terminal del Puente Aéreo y la Terminal de Carga, construido en 1976 con un servicio anejo de correos y con una plataforma de aviones de carga.

 

A partir de 1990 el Aeropuerto de Barcelona-El Prat debe afrontar el reto de absorber todo el tráfico previsto para 1992,  año de la celebración de los Juegos Olímpicos de Barcelona. En 1990 se inaugura el nuevo edificio de servicios; en 1992 entra en servicio la ampliación de la Terminal de pasajeros (Terminal B) y las nuevas Terminal A y Terminal C, que incorporan las primeras 24 posiciones de acceso directo al avión a través de pasarelas telescópicas. En este año se superan los 10 millones de pasajeros.

 

En 1994 se consigue la plena operatividad de la cabecera 25 para aproximaciones con instrumentos (ILS). El aeropuerto adopta, a partir de entonces, una configuración básica de operaciones basada en los aterrizajes por la pista 25 y los despegues por la 20, lo que permite incrementar progresivamente la capacidad del campo de vuelo desde las 38 operaciones por hora a las 50.

 

En 1995, se inaugura la nueva Torre de Control, primera actuación que se lleva a cabo en el lado más próximo al mar de la pista 07-25. Es la primera señal de un futuro desarrollo del Aeropuerto entre dos pistas paralelas 07-25. En 1996 entra en funcionamiento la nueva Terminal Multifuncional en la zona de carga, primera infraestructura orientada a la conformación en el Aeropuerto de una zona de carga que sea algo más que un conjunto de terminales: un nuevo centro de carga aérea.

 

A partir de 1995 el Aeropuerto de Barcelona-El Prat empieza a beneficiarse de una manera clara del proceso de liberalización de los servicios aéreos regulares, con lo que el Aeropuerto entra en una senda de crecimiento espectacular que le lleva a consolidarse como uno de los quince primeros Aeropuertos de Europa y uno de los cincuenta del mundo.

 

En 1999, el Ministerio de Fomento aprueba el Plan Director del Aeropuerto de Barcelona-El Prat, con lo que arranca formalmente el Plan Barcelona.

 

El Plan Barcelona es la tercera gran operación de transformación del Aeropuerto de Barcelona-El Prat, después de las de 1968 y 1992. Contempla la modernización de las instalaciones existentes, la construcción de una tercera pista, ya en servicio, y una nueva Terminal, la dotación de nuevos accesos viarios y ferroviarios y la urbanización de más de 300 hectáreas como zona de servicios para el desarrollo industrial y comercial del Aeropuerto.

Historia

Página principal

Cuadro de texto: Sobre el Aeropuerto

Historia y Futuro

Cuadro de texto: Información Empleo
Cuadro de texto: Servicio Médico
Cuadro de texto: Descarga documentos
Cuadro de texto: Enlaces
Cuadro de texto: Sobre el contenido
Cuadro de texto: Zona Usuarios VIP

AEROPUERTO DE BARCELONA

WEB NO OFICIAL DEL AEROPUERTO DE BARCELONA-EL PRAT

 Lat: 41.28N  Lon: 2.07E  Alt. 4m

Futuro

Con la aprobación del Plan Director, en octubre de 1999, y la obtención de la aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental, en enero de 2002, se puso en marcha la tercera gran ampliación del Aeropuerto de Barcelona-El Prat, que supuso construir prácticamente un nuevo aeropuerto que ha duplicado la capacidad.

El respeto por el medio ambiente ha sido una de las prioridades que han definido la ampliación. Ello ha supuesto algunas limitaciones a la expansión, pero aun así existen unas óptimas condiciones para construir el aeropuerto que se necesita.

El objetivo es consolidar al Aeropuerto de Barcelona-El Prat como un Top 10 de Europa, hub de referencia en el Sur del continente para el tráfico de pasajeros y mercancías, con una importante red de servicios de largo radio, y capacidad para alojar a las principales alianzas aéreas.

 

El Aeropuerto de Barcelona-El Prat ya ha sido reconocido como uno de los mejores. En los próximos años, una de las claves de la competencia de los aeropuertos será la calidad de servicio que ofrezcan a sus clientes, los pasajeros y las compañías aéreas, a unos precios razonables.

 

La nueva área Terminal 1, puesta en funcionamiento el 17 de junio de 2009, ha sido diseñada como una plataforma intermodal, con unos procesos cómodos y ágiles para pasajeros, empleados, aeronaves y equipajes, y con una atractiva oferta comercial, de restauración y entretenimiento.

 

Con los nuevos proyectos se han multiplicado por 3 las zonas de pasajeros, por 10 las áreas operativas, por 3 el número de pasarelas de embarque, por 3 el número de cintas de recogida de equipajes y por 4 la superficie de servicios comerciales. También se mejorarán las ofertas de servicios de transporte público, haciendo que las transiciones entre los distintos modos de transporte sean cortas y claras. Se trata de conseguir que el aeropuerto sea en los próximos años uno de los referentes de las terminales aéreas.

 

AENA concibe el nuevo aeropuerto como una ciudad de 40.000 habitantes que atenderán directamente a más de 150.000 pasajeros. El creciente flujo de usuarios, empleados, compañías aéreas, transportistas, visitantes precisa de servicios acordes con las diversas necesidades las 24 horas del día.

 

El Aeropuerto de Barcelona-El Prat dispone de espacio suficiente para ser una ciudad aeroportuaria. El Plan de AENA prevé, entre otras actuaciones:

è La ampliación del Centro de Carga hasta 50 hectáreas.

è Un parque aeronáutico de 53 hectáreas que albergará industrias aeronáuticas y empresas relacionadas.

è Una ciudad de servicios de 150 hectáreas para hoteles, centros de convenciones y parques empresariales.

 

El compromiso de integración territorial, medioambiental, social y urbanística del Aeropuerto de Barcelona-El Prat ha sido uno de los ejes fundamentales de la ampliación.

 

Las principales actuaciones del proyecto (tercera pista, nueva área terminal, ciudad aeroportuaria, nuevos accesos...) ocupan un gran espacio integrándose en un marco de interés ecológico. Debido a ello, se da máxima prioridad a las medidas dirigidas a minimizar los posibles cambios causados por el nuevo aeropuerto.

 

Aena tiene definido un plan de actuación medioambiental cuya finalidad es conseguir no sólo un balance medioambiental positivo, sino también ordenar y recuperar una zona privilegiada.

 

Fuente: Aena

FOLLETO INFORMATIVO PRESENTACIÓN DE LA TERMINAL 1 (3,80MB)

Loading